Acústica avanzada con placas de cielorraso

Una buena acústica implica más que solo controlar el tiempo de reverberación, también deben cumplirse ciertos requisitos para crear comodidad acústica, sobre todo en un ámbito de trabajo concurrido.

¿Qué son las buenas acústicas?

Es posible hablar de buena acústica en términos generales: como la acústica se basa en la experiencia, ha evolucionado una mejor práctica que, cuando se sigue, da como resultado una acústica que la mayoría de la gente considerará buena. Con esto nos referimos a una situación en la que en una habitación se percibirá como cómoda, bien equilibrada, adecuadamente equipada para su propósito y con una reproducción y experiencia de sonido clara y distinta.

Según la teoría clásica de la acústica, existen cinco requisitos que, cuando se cumplen, dan como resultado una buena acústica:

  • un tiempo de reverberación apropiado
  • distribución de sonido uniforme
  • un nivel de sonido apropiado
  • un ruido de fondo apropiadamente bajo
  • sin eco o eco de aleteo

La buena acústica está vinculada al bienestar humano. Se trata de si se siente cómodo en el entorno acústico, ya sea en su trabajo, en un restaurante, en un concierto, en el teatro o donde sea. Por eso es fundamental adaptar éstos ámbitos con los materiales más adecuados.

En Moblar ofrecemos una amplia gama de placas de techo que aportan excelentes propiedades técnicas en lo referente a la protección al fuego, acústica, higiene y resistencia a la humedad.