Dimensiones de sillas ergonómicas ¿cuáles son las adecuadas?

Las dimensiones de sillas ergonómicas es uno de los aspectos a los que más atención se ha de prestar. Una buena ergonomía no se consigue por sí sola teniendo la mejora y más cara de las sillas, sino que aspectos como su correcta configuración y elegir la más adecuada son imprescindibles para acertar.

Es evidente que el diseño y estética tienen un peso importante en la decisión a la hora de comprar sillas de oficina. También sucede lo mismo en el caso de las sillas ergonómicas, pero lo primero que tenemos que tener en cuenta es la talla y peso del usuario para tener una referencia sobre la que partir.

Las dimensiones de las sillas ergonómicas son adaptables

La primera premisa que tenemos que tener en cuenta si estamos ante una buena silla ergonómica es su adaptabilidad. Uno de los aspectos claves de este tipo de sillas es que presentan multitud de ajustes y regulaciones orientadas a lograr un óptimo apoyo y postura corporal. Las medidas de una silla ergonómica son tan ajustables con el objetivo de ofrecer una amplia variación a todos los clientes. De esta forma, siempre se adaptarán las características de un asiento a todo tipo de personas. Como ya sabemos, no hay un individuo igual al otro, por lo que las dimensiones de una silla de escritorio tampoco deben ser las mismas.

Dimensiones de sillas ergonómicas para talla de hasta 1,90 metros

Las dimensiones de sillas ergonómicas para usuarios estándar están pensadas para talla de hasta 1,85 o 1,90 metros y un peso máximo de unos 100 – 110Kg. En el caso de esta talla, un respaldo de unos 60 cm de altura es suficiente para que este funcione correctamente desde el punto de vista anatómico.

Y aunque pueda parecer poco, no lo es, y de hecho es un tamaño más que adecuado para que la zona lumbar, una de las más sensibles, esté correctamente protegida.

Dimensiones de sillas ergonómicas a partir de 1,90 metros

En el caso de superar una estatura de 1,90 metros, lo más recomendable es optar por unas dimensiones de silla ergonómica más amplias y que permitan apoyar perfectamente la espalda y muslos. Aquí, lo más interesante sería buscar respaldos que superen los 60 cm de altura y estén más bien cerca de los 70. Respecto al asiento, éste ha de partir de unos 45 cm de anchura y una profundidad similar.